D007 P025 | Informe de la subcomisión de Derecho a la Información

Documentos Nuevo Liberalismo | Luis Carlos Galán

D007 P025 | Informe de la subcomisión de Derecho a la Información

Informe de la subcomisión de Derecho a la Información del Nuevo Liberalismo, a la Junta de Parlamentarios del Nuevo Liberalismo en la Ultima semana de julio de 1983 al comenzar las sesiones de ese año, de la cual formaron parte Maruja Pachón, Fernando Umana Pavolini, Maria del Rosario Ortiz, Dario Valencia, Fernando Contreras.

Los criterios que el Nuevo Liberalismo ha mantenido sobre la television a partir del Documento Numero Uno, algunos de los cuales se consignaron en el proyecto de Ley sobre Derecho a la Información del Senador Enrique Pardo Parra y a través del debate que adelanto en la Comisión Sexta de la Cámara el Representante Rafael Amador, asi como los puntos expuestos en la carta enviada por Luis Carlos Galan al Ministro de Comunicaciones Bernardo Ramírez el 10 de mayo de 1983, fueron la base de analisis y estudios hechos por esta subcomision dentro de las labores preparatorias de la próxima legislatura, las cuales se concretaran en las propuestas del Nuevo Liberalismo al Congreso sobre materia tan importante.

Antecedentes

El gobierno del Presidente Belisario Betancur a raiz de la carta enviada por el senador Galán al entonces Ministro de Comunicaciones Bernardo Ramirez acogió algunas de las propuestas hechas en dicho documento referentes a la Licitacion de 1983. Entre dichas propuestas figuraba el incremento de una programación nacional y la limitación de enlatados provenientes de un solo país, con el doble propósito de evitar tanto el monopolio como la excesiva influencia de una sola nacion en la T.V. Dentro de este orden de ideas se pedía incluir en la programación producciones de otros paises con enfasis en la television latinoamericana. Otra de las propuestas consistia en la transmisión directa de distintos eventos culturales a través de los cuales se destaca y divulga el folclor y la idiosincrasia de nuestra nacion. Sin embargo algunos puntos fundamentales como la despolitización de las cadenas, programadoras y espacios no fueron atendidos por el gobierno y antes por el contrario se procuró la distribución de los espacios de opinion no solo a los partidos politicos sino a varios de los jefes de los distintos grupos, sin reglamentación ni reglas de juego algunas. Solo el Nuevo Liberalismo expresó su desacuerdo con este sistema y prefirió como lo ha hecho desde su fundación mantenerse al margen de esta repartición de premios políticos a costa del derecho a una información imparcial y objetiva de la teleaudiencia colombiana. Otro factor trascendental que tampoco se tuvo en cuenta fue la necesidad —expresada en su carta al Ministro por el doctor Galán— de cumplir y ampliar las incompatibilidades e inhabilidades para ser dueño o hacer use de la televisión, como es el caso concreto de personas vinculadas a la radio a agencias de publicidad y a diversos medios de comunicación. Se propuso también la reducción de noticieros y esta iniciativa no fue atendida en absoluto.

La programación presentada a partir del primero de enero de este año como resultado de esta licitación motive el primer ataque fuerte de los medios de comunicación a la gestión del gobierno en este campo y dos meses mas tarde renunciaban el Ministro de Comunicaciones y el Director de Inravisión. Como respuesta a las criticas de los distintos sectores de la opinión el Gobierno introdujo numerosos cambios en la programación. En ese momento el Presidente Belisario Betancur, la Ministra de Comunicaciones y el nuevo Director de Inravisión comenzaron a hablar de la creación de un ente —propuesto por el Nuevo Liberalismo en su documento sobre television y en la carta de Galán al Ministro— que independice del Gobierno el manejo de la televisión. Es importante tener en cuenta que la misma idea fue planteada por el ex-presidente Lopez en el Foro realizado por el Instituto de Estudios Liberales en 1983.

El actual Ministro de Gobierno Jaime Castro ha manifestado por su parte la intencion de incluir los articulos necesarios para la creación de dicho organismo en el proyecto de re-forma constitucional que presentara al Con-greso de la Republica.

Creación del Ente

El Nuevo Liberalismo ha propuesto al gobierno la creación de un Ente del Estado pero independiente del mismo gobierno que rija la television, con el fin de lograr que un medio tan importante y de tal penetración tenga en Colombia su verdadera independencia y pueda asi cumplir a cabalidad sus verdaderos objetivos.

La subcomisión de Derecho a la Información del Nuevo Liberalismo, propone que la conformación de este organismo atipico, este presidido por un Consejo Directivo con representantes del Ministro de Comunicaciones y del Ministro de Educacion; de los partidos políticos; la Universidad, los trabajadores del medio, la Academia de Historia, la Iglesia, los artistas, periodistas, trabajadores, televidentes, consumidores, las programadoras de television. Los miembros de este Consejo Directivo elijen una Junta Directiva (tecnica ejecutiva) compuesta por personas que demuestren en su hoja de vida capacidad y experiencia tecnica en materia de television.

Esta junta estaría encargada de implementar las politicas sobre adjudicación de programas y nombramiento de Director del Instituto.

Instrumentos juridicos

La creación de un ente de esta naturaleza tendría que hacerse forzosamente mediante reforma constitucional pues seria un organismo sui generis (atipico) sin caracter de establecimiento publico pero fiscalizado por la Contraloría y la Procuraduría Nacionales y su director —a diferencia de la Registraduria Nacional del Estado Civil— no seria nombrado por el Presidente de la República sino por la junta tecnica que regiría la televisión.

Sin embargo esta subcomisión ha estudiado otra alternativa para presentar al estudio de la Junta de Parlamentarios del Nuevo Liberalismo a fin de que se analice como una iniciativa menos ambiciosa, sin los mismos alcances, pero con la ventaja de ajustarse al marco legal; por esta misma razón esta segunda alternativa podria ser aprobada en esta legislatura e implementada a partir de 1985. Inclusive se considera que el impacto politico puede ser mayor al presentar una reforma mas factible con un nuevo estatuto de television que sirva de documento basico para la discusión con los otros grupos politicos. En esta modalidad el Instituto seguiria siendo un establecimiento público con un director de libre nombramiento y remoción por el ejecutivo, simplemente se limitarán al maximo las funciones de este director y seria una junta directiva tecnica nombrada por el consejo directivo la que fijaria las politicas y criterios generales sobre la television; esta tendria a su cargo ademas la adjudicación de los espacios.

Adicionalmente debido a que la forma y la composición de las Juntas Directivas no estan previstas constitucionalmente, le queda permitido al legislador fijar dentro de un marco amplio su composición y sus funciones.

Creemos que a través de una ley marco es factible lograr un estatuto de television dentro de la filosofia del Nuevo Liberalismo en este campo. (Autonomia de la television, inhabilidades, control a monopolios, creación de canales regionales, desarrollo de la tercera cadena).

Esta subcomisión ya ha hecho en parte el ejercicio de reestructurar el actual estatuto, lo cual se considera posible con la aprobación de una ley que recoja lo positivo de este y derogue aquellas reglamentaciones que en nuestra opinion perjudican notablemente el buen desarrollo de la televisión colombiana, entre ellas la total ingerencia gubernamental en su manejo.

Teniendo en cuenta que una reforma constitucional es un proceso largo y dispendioso, durante el cual pueden presentarse factores políticos encontrados, que eventualmente podrían desvirtuar las caracteristicas que el Nuevo Liberalismo quiere darle al proyecto, no se descarta que al cabo de 2 ó 3 años, el momento politico frente a los criterios sobre television, sea diferente dadas las circunstancias de nuevas licitaciones y cambio de gobierno.

La television es un servicio público, y por lo tanto solo puede reglamentarse por ley el ente que va a prestar ese servicio creándole características muy especiales como la de representación de los diferentes estamentos sociales, Junta Directiva Técnica, Director o Gerente Administrativo o funciones limitadas, reglamentación sobre licitaciones, etc. Cabe anotar que la subcomision quiere recoger la idea planteada por el representante Rafael Amador acerca de la importancia que tiene en la politica sobre television, las reglamentaciones de las licitaciones, y en consecuencia, ha propuesto la reglamentaciOn de estas por me-dio de una ley especial.

Para terminar, nos parece importante separar cualquier reglamentación que se haga, del estatuto de la Radio; no solo por sus diferencias clásicas, sino por la complejidad del manejo de este medio que amerita un estudio por separado, y, por ultimo, ha sido politica de esta subcomisión trabajar únicamente dentro de un estatuto marco para la televisión colombiana, presumiendo que posteriormente las entidades que componen estos estatutos marco (Junta Directiva) entratarán a fijar criterios tales como el contenido de la programación, horarios, tarifas, acceso de los grupos politicos a la televisión, reglamentación de noticieros, etc. Sin embargo hay dudas sobre la constitucionalidad de la representaciOn gremial mayoritaria en la Junta Directiva, la cual desplazaría en su poder de decisión política a los auténticos sectores estatales.