D019 P078 | Bogotá y la Sabana

Documentos Nuevo Liberalismo | Luis Carlos Galán

D019 P078 | Bogotá y la Sabana

Cámara de Representantes

PROYECTO DE LEY

“por la cual se crea y organiza el Area Metropolitana de Bogotá, se reforma el régimen administrativo de la Capital de la República y se dictan otras disposiciones

El Congreso de la República de Colombia

DECRETA:

I. AREA METROPOLITANA DE BOGOTA

Artículo 1°. Créase el Area Metropolitana de Bogotá, que estará integrada por el Distrito Especial de Bogotá y por los municipios de Soacha, Sibaté, Funza, Mosquera, Madrid, Facatativá, Bojacá, Tabio, Tenjo, Subachoque, Cota, Chía, Cajicá, Zipaquirá, Tocancipá, Gachancipá, Sopó, Sesquilé, La Calera, con el objeto de asegurar la mejor administración y prestación de los servicios públicos y garantizar la adecuada participación de las comunidades y las autoridades en el manejo de los asuntos locales, en toda la región de la Sabana de Bogotá.

Artículo 2°. El Area Metropolitana de Bogotá se organizará bajo autoridades y regímenes especiales y estará dotada de personería jurídica, autonomía administrativa y patrimonio independiente.

Artículo 3°. De conformidad con el Artículo 198 de la Constitución Nacional, el Concejo del Distrito Especial de Bogotá a iniciativa del Alcalde y la Asamblea de Cundinamarca a iniciativa del Gobernador y oída previamente la opinión de los municipios señalados en el Artículo l°. dispondrán el funcionamiento del Area Metropolitana Especial de Bogotá.

Artículo 4°. Los Acuerdos y Decretos Metropolitanos serán obligatorios para las autoridades distritales y municipales del Area y no podrán desconocidos mediante Actos Administrativos de los Concejos y de los Alcaldes del Distrito E$)ecial y de los municipios que la integran.

Artículo 5°. El Gobierno y la Administración del Area Metropolitana Especial de Bogotá estarán a Cargo de la Junta Metropolitana y del Metropolitano.

Artículo 6°. La Junta Metropolitana de Bogotá estará integrada por:

a. El Alcalde Metropolitano, quien la presidirá,

b. Seis (6) del Concejo Distrital de Bogotá, elegidos por mayoría de votos.

c. Cuatro (4) representantes de los Concejos de los Municipios del Area, elegidos por los Presidentes de los respectivos Concejos.

d. Dos (2) Alcaldes Municipales del Area, designados el Gobernador de Cundinamarca.

e. Un (1) representante del Gobernador de Cundinamarca, y

f. El Director de la Corporación Autónoma Regional de las de los ríos Bogotá, Ubaté y Suárez (CAR).

Parágrafo: El período de los representantes del Concejo del Distrito Especial y de los Concejos Municipales comenzará con el período de los respectivos Concejos.

Artículo 7°. La Junta Metropolitana de Bogotá, por medio de Acuerdos, cumplirá las siguientes funciones:

1. DE PLANIFICACION:

 

a. Formular el plan general de ordenamiento territorial y desarrollo económico y social del Area y su correspondiente programa de inversiones, y determinar los instrumentos necesarios para su ejecución y cumplimiento, en concordancia con las políticas y estrategias nacionales;

b. Determinar los programas y proyectos que ejecutarán el Distrito Especial y los municipios del Area Metropolitana en desarrollo del plan general y bajo la dirección y coordinación de las autoridades metropolitanas;

c. Reglamentar los usos de suelo rural y urbano en el Area y adoptar los procedimientos administrativos, policivos y de control correspondiente;

d. Establecer las normas de zonificación, urbanización, construcción, extracción de materiales y funcionamiento de establecimientos industriales, comerciales y de servicio en el Area;

e. Adoptar el plan vial y los planes maestros de servicios públicos para toda el Area;

f. Fijar los perímetros urbanos y sanitarios y los cinturones agrícolas del Area, y

g. Reglamentar la utilización de los bienes de uso público del Area.

 

2. DE PRESTACION DE SERVICIOS PUBLICOS:

a. Señalar y reglamentar los servicios públicos que prestará el Area y organizar las entidades a cuyo cargo estará la prestación de los mismos;

b. Autorizar la participación del Area en la constitución de entidades descentralizadas dedicadas a la prestación de servicios públicos; y

c. Establecer políticas y criterios para la fijación de las tarifas y de los servicios públicos en el Area.

 

3. DE VALORIZACION:

a. Dictar el estatuto Metropolitano de Valorización;

b. Determinar las obras públicas cuya ejecución deberá adelantarse por el sistema de valorización y acordar su ejecución; y

c. Señalar los recursos y el procedimiento gubernativo de los actos administrativos referentes al sistema de valorización.

 

4. DE COORDINACION ADMINISTRATIVA:

a. Reglamentar y coordinar las inversiones públicas en el Area; y

b. Establecer sistemas y procedimientos de coordinación y cooperación entre las entidades públicas nacionales, departamentales, distritales y municipales presentes en el Area.

 

5. DE POLITICA FISCAL:

a. Fijar políticas y criterios para la integración del sistema catastral en el Area; y

b. Asesorar al Distrito Especial y a los municipios del Area en materias fiscales y financieras.

 

6. GENERALES:

a. Dictar su propio reglamento;

b. Determinar la estructura administrativa del Area, las funciones de las distintas dependencias, las categorías de empleos, las escalas de remuneración y prestaciones sociales, y el régimen del personal a su servicio;

c. Expedir cada año el presupuesto de rentas y gastos del Area;

d. Autorizar al Alcalde Metropolitano para celebrar contratos, negociar empréstitos y enajenar bienes metropolitanos;

e. Dictar el Estatuto de Contratación Administrativa del Area;

f. Determinar las funciones delegables del Alcalde Metropolitano, y

g. Encargar del control fiscal del Area a la Contraloría Distrital de Bogotá.

Parágrafo: Los Proyectos de Acuerdo de que tratan los numerales 1., 2., 3. y 5. de este Artículo podrán ser adoptados por la Junta Metropolitana de Bogotá a iniciativa del Alcalde Metropolitano o de los Representantes de los Concejos del Distrito Especial de Bogotá y los municipios del Area.

Artículo 8°. La Junta Metropolitana de Bogotá sesionará por convocatoria de su Presidente, por lo menos una vez al mes, y adoptará sus decisiones con el voto favorable de la mitad más uno de sus miembros.

Artículo 9°. El Alcalde Mayor del Distrito Especial de Bogotá el Alcalde Metropolitano. En tal virtud, actuará como Jefe de la Administración y Representante legal del Area.

Artículo 10. El Alcalde Metropolitano de Bogotá, por medio de Decretos, cumplirá las siguientes funciones:

a. Someter a la Junta Metropolitana Proyectos de Acuerdo sobre las materias de que trata esta Ley;

b. Ejecutar el plan general de ordenamiento territorial y desarrollo económico y social del Area;

c. Coordinar la ejecución de los programas y Proyectos confiados por la Junta Metropolitana a las autoridades distritales y municipales del Area;

d. Reglamentar los acuerdos metropolitanos;

e. Cumplir y hacer cumplir en el territorio del Area la Constitución Nacional, las Leyes de la República, los Decretos del Gobierno Nacional y los Acuerdos y Decretos Metropolitanos;

f. Actuar como Jefe de la Administración y æpresentante legal del Area Metropolitana Especial;

g. Nombrar y remover libremente a los funcionarios del Area que no pertenezcan a la carrera administrativa;

h. Sancionar los Acuerdos de la Junta Metropolitana dentro de los diez días siguientes a su expedición o al competente para que éste decida sobre su constitucionalidad o legalidad;

i. Celebrar los actos y contratos necesarios para la prestación de los servicios, la ejecución de las obras y el cumplimiento de las funciones a cargo del Area;

j. Convocar y presidir la Junta Metropolitana;

k. Delegar las funciones autorizadas por la Junta Metropolitana; y

l. Ejercer las demás funciones que le encargue la Junta Metropolitana.

Artículo 11. El patrimonio del Area Metropolitana Especial de Bogotá estará compuesto por:

a. El producto de las rentas propias de las Areas Metropolitanas;

b. Las sumas provenientes de la contribución de valorización metropolitana;

c. Los derechos, las tasas y las tarifas provenientes de la prestación de los servicios públicos metropolitanos;

d. Los recursos asignados al Area en los presupuestos nacional, distrital o municipal o de las entidades descentralizadas nacionales, distritales o municipales;

e. El producto de sus bienes y rentas;

f. Los recursos del crédito;

g. Los recursos fiscales establecidos por la Ley y los Acuerdos Distritales y Municipales;

h. Los auxilios y donaciones de personas naturales o jurídicas, públicas o privadas;

i. Los ingresos contractuales; y

j. Los demás bienes y valores adquiridos a cualquier título.

Artículo 12. El Area Metropolitana Especial de Bogotá se beneficiará de la sobretasa del 1 por mil sobre el avdúo catastral de las propiedades ubicadas dentro de jurisdicción, en los términos del parágrafo del Artículo 17. de 12 Ley 14 de 1983, dicha sobretasa podrá incrementarse gradualmente hasta un máximo del 2 por mil en los años siguientes al primero de vigencia de esta Ley.

Artículo 13. De conformidad con el Artículo 11. de la Ley 61 de 1978, decláranse de utilidad pública e interés social las obras y actividades necesarias para la ejecución de planes de desarrollo urbano y la constitución de reserva para futuras expansiones de las ciudades o para la protección del sistema ecológico en el Area Metropolitana Especial de Bogotá.

 

II. REGIMEN ADMINISTRATIVO DE BOGOTA

Artículo 14. La ciudad de Bogotá, Capital de la República, continuará organizada como un Distrito Municipal Especial, sin sujeción al régimen municipal ordinario, y seguirá siendo la capital del departamento de Cundinamarca.

Artículo 15. La Administración del Distrito Especial de Bogotá no estará sujeta a las disposiciones de la Asamblea y de la Gobernación del Departamento de Cundinamarca. Las atribuciones administrativas que la Constitución Nacional y las leyes otorgan a las Asambleas y a los Gobernadores de los departamentos se entenderán conferidas al Concejo y al Alcalde Mayor del Distrito Especial de Bogotá, respectivamente.

Artículo 16. Sin perjuicio de su incorporación y actuación como núcleo principal del Area Metropolitana Especial que se crea y organiza por esta Ley, el territorio del Distrito Especial de Bogotá será el indicado en la Ordenanza No. 7 de 1954 del Consejo Administrativo de Cundinamarca.

Artículo 17. El Gobierno y la Administración del Distrito Especial de Bogotá estarán a cargo del Concejo Distrital, el Alcalde Mayor, las Secretarías y los Departamentos Administrativos, la Junta de Contratos, la Junta de Planeación y el Consejo de Política Económica y Social.

Artículo 18. De conformidad con el Ordinal 12 del Artículo 76 de la Constitución Nacional, concédense facultades extraordinarias al Presidente de la República para que dentro del término de seis (6) meses contados a partir de la fecha de publicación de esta Ley cumpla las siguientes funciones:

a. Expida el Nuevo Estatuto del Distrito Especial de Bogotá, con base en los principios contenidos en los Artículos 15., 16., 17. y 18. de la presente Ley.

b. Regule todo lo relativo a la autoridad única de transporte de Bogotá y a las relaciones de coordinación y cooperación entre la Corporación Autónoma Regional de las cuencas de los ríos Bogotá, Ubaté y Suárez (CAR) y el Gobierno de Bogotá.

c. Organice la región de planificación de la Sabana de Bogotá, en le perspectiva de la Ley 75 de 1985, y

d. Disponga la participación efectiva de la comunidad en el manejo de los asuntos públicos del Distrito Especial y del Area Metropolitana de Bogotá.

Los Decretos que se expidan con los propósitos señalados en los literales anteriores deben ser consultados con una Comisión Especial integrada por tres (3) Senadores y tres (3) Representantes.

 

III. PARTICIPACION DE LA COMUNIDAD Y OTRAS DISPOSICIONES

Artículo 19. Los beneficios e instrumentos en materia de administración local y participación comunitaria que la Ley 11 de 1986 y el Decreto 1333 de 1986 establece los municipios del país se entenderán establecidos para el Distrito Especial de Bogotá;

Artículo 20. En todas las elecciones a que Se refiere esta Ley se aplicará el sistema de cuociente electoral conforme al Artículo 172 de la Constitución Nacional, a fin de asegurar los derechos de las minorías.

Artículo 21. Autorízase al Gobierno Nacional para ejecutar todas las operaciones presupuestales que demanda el cumplimiento de esta Ley.

Artículo 22. Este Ley rige a partir de la fecha de su publicación.

EXPOSICION DE MOTIVOS

del Proyecto de Ley “por la cual se crea y organiza el Area Metropolitana de Bogotá, se reforma el régimen administrativo de la Capital de la República y se dictan otras disposiciones”.

El tema de las relaciones entre el Distrito Especial y su área de influencia, viene siendo planteado con insistencia desde hace varios años en múltiples foros y reuniones, sin que hasta el momento se haya logrado definir legalmente el marco institucional que debe regular las relaciones entre Bogotá y los municipios circunvecinos. La unidad geográfica de la Sabana de Bogotá y las realidades económicas y sociales que la czacterizan, reclaman con urgencia del Congreso Nacional, la expedición de las normas que permitan la planeación integral de su desarrollo y la relación armónica entre la capital de la República y los municipios del Area, sin vulnerar su individualidad y autonomía.

El crecimiento acelerado de municipios satélites, como Soacha, Funza, Madrid, Mosquera, Chía y aun Facatativá y la independencia laboral de buena parte de su población de actividades que se desarrollan en Bogotá, la utilización de los recursos hídricos del Area por las empresas de los servicios de la Capital, el establecimiento de corredores industriales, la contaminación y el impacto ecológico que sobre aguas y zonas agrícolas genera la expansión del Distrito Especial y la dependencia cada vez mayor de los municipios sabaneros de las empresas distritales, para solucionar eficientemente los problemas de los servicios públicos, son algunos de los elementos que configuran un cuadro de interrelaciones generando una nueva problemática que no se ha podido afrontar institucionalmente por ausencia de instrumentos jurídico administrativos.

Desde el año de 1980 el Nuevo Liberalismo, a través de su vinculación al Concejo de Bogotá y a los Concejos de varios municipios de la Sabana y a propósito de los problemas de servicio de potable, que provocaron numerosas movilizaciones cívicas en municipios como Funza, Madrid y Mosquera, planteó la necesidad de abocar la solución de manera global e integral permitiendo la prestación racional de los servicios a toda el Area y acordando al mismo tiempo normas comunes para preservar la vocación agrícola de zona; señalamos desde ese entonces que ese objetivo por sí solo justificaba la integración y conformación del Area Metropolitana. En el Congreso sobre la Democracia Local y Regional realizado en septiembre de 1983 en Manizales, nos manifestamos nuevamente a favor del Area Metropolitana de la Sabana de Bogotá, como el mecanismo institucional más idóneo para darle solución a la compleja problemática de Bogotá y su área circundante. Hoy existe consenso por parte de los diversos sectores políticos que han abocado el estudio del desarrollo regional de Bogotá, y su área de influencia que esta es una de las tareas prioritarias del Congreso de la República.

El presente proyecto de Ley Marco responde además a la necesidad sentida de modernizar y democratizar la organización y administración de Bogotá.

En efecto, tanto la evidente obsolescencia de la legislación distrital Especial cuando la reciente renovación de la legislación manicipal general aconsejan la adopción por el Congreso Nacional de un marco normativo que recoja los lineamientos fundamentales del Nuevo Régimen de la Capital de la República. El articulado propuesto preserva el status constitucional de Bogotá, incorpora las nuevas figuras del derecho municipal al manejo del Distrito Especial y diseña un esquema jurídico para la regulación de la vida institucional de la ciudad. Se garantiza así que la capital cuente con una administración más eficiente, más moderna y menos rígida por cuanto la Ley Marco se ocupa tan sólo de los principios generales, de la estructura básica para el gobierno de Bogotá como Municipio Especial y como núcleo de una Area Metropolitana y se faculta al ejecutivo para desarrollar y reglamentar en detalle el marco normativo establecido por el Legislador.

En concreto, el Proyecto persigue tres objetivos:

  1. Crear el Area Metropolitana de Bogotá, con lo cual se afronta por vez primera el singular proceso de urbanización que tiene lugar en torno a la Capital;
  2. Reorganizar el Régimen Distrital, para lo cual se reformulan principios cardinales del Decreto Ley 3133 de 1978 que la jurisprudencia y la experiencia aconsejan mantener y se concede al mismo tiempo facultades extraordinarias al Presidente del República para sustituir dicho estatuto por uno nuevo, que consulte la creciente complejidad de la Administración Distrital, y
  3. Disponer la aplicación a Bogotá de los beneficios de la Ley II de 1986 y del nuevo Código de Régimen Municipal en materia de participación de la comunidad en el Gobierno Local.

EL AREA METROPOLITANA ESPECIAL

La Sección I de la Ley, que incluye los Artículos 1°. al 13 inclusive, crea y organiza el Area Metropolitana de Bogotá. En general, se ha utilizado como punto de referencia la regulación general sobre áreas metropolitanas recogida en el Decreto Ley 3104 de 1979 y en el Nuevo Código de Régimen Municipal (Decreto Ley 133 de 1986), Artículos 348 a 373. Pero se ha respetado el régimen distrital y a la vez se ha consultado la experiencia de las áreas metropolitanas ya existentes en el país. Como resultado de estas dos consideraciones, se ha reforzado el poder de los Consejos en la Junta Metropolitana, a fin de asegurar la voluntad política que requiere la nueva entidad para actuar con el pleno respaldo de sus miembros institucionales. Para ello, se dispone en el artículo 6°. que la Junta Metropolitana estará presidida por el Ejecutivo Distrital e integrada por diez concejales, seis del Distrito y cuatro de los ocho municipios que forman el Area Metropolitana de la Capital; adicionalmente, pertenecen a la Junta dos Alcaldes Municipales del Area escogidos por el Gobernador, de Cundinamarca, un representante del Gobernador del Departamento y el Director de la CAR. Se garantiza así la más amplia representación de las autoridades de los niveles Municipal, Distrital y Departamental y a la vez pone a salvo la participación decisoria de los cabildos como personeros políticos directos de la población del Area. En ese mismo orden de ideas, el parágrafo del Artículo 7°. permite la iniciativa de los Acuerdos Metropolitanos en las materias estratégicas al Alcalde Metropolitano y a los Representantes del Concejo de Bogotá y de los municipios de su zona de influencia.

Este conjunto de mecanismos asegura que los actos de la nueva entidad regional cuenten con el respaldo de las municipalidades que la integran gracias a la iniciativa privilegiada concedida por la Ley Marco a las corporaciones de elección popular.

De otra parte, se han incluido dentro de las funciones de planificación de la Junta Metropolitana los modernos conceptos de “Ordenamiento Territorial” y de “Cinturones Agrícolas” a fin de enmarcar el desarrollo urbanístico y socio-económico del área en una perspectiva ecológica de amplio espectro y de larga duración, con lo cual se asegura a su vez que el manejo de la Sabana de Bogotá consulte adecuadamente la renovación autosostenida de los ecosistemas y recursos naturales de la región (Artículo 7°. Ordinal 1, literales a) y f)).

El patrimonio del Area se ha dispuesto de tal manera que los servicios y las obras de nivel metropolitano cuenten con una sólida financiación, la cual se garantiza además con los recursos propios provenientes de la sobretasa del uno por mil sobre el avalúo catastral de los inmuebles de la región (Artículo 11. y 12.).

Y se ha incorporado por fin, la declaratoria de la utilidad pública e interés de todas las obras de desarrollo en el Area, con base en el Artículo 11. de la Ley 61 de 1978, con lo cual asegura la función social de la propiedad privada.

En los términos anteriores, la Sección I de la Ley Marco establece el esquema normativo básico de un Area Metropolitana que constituye urgencia inaplazable para la gestión del complejo urbano de la Sabana de Bogotá.

EL NUEVO REGIMEN DE BOGOTA

La Sección II de la lay, que corresponde a los Artículos 14. a 18. inclusive sienta las bases legales para modernizar y democratizar el Régimen administrativo de Bogotá en consonancia con el mandato constitucional de sustraer a la Capital del Régimen Municipal Ordinario y al mismo tiempo en armonía con la propia tradición normativa del Distrito Especial y con la nueva legislación municipal. Para servir este doble o triple propósito el articulado opta por una solución de compromiso, eminentemente realista: reformular los cuatro principios cardinales del actual Estatuto Orgánico del Distrito, con lo se garantiza la continuidad de una legislación que en sus líneas maestras ha probado ser coherente y praeticable, y a renglón seguido conceder facultades extraordinarias al Presidente de la República por seis (6) meses para cuatro (4) tareas específicas y complementarias. Expedir el Nuevo Estatuto Distrital con base en los cuatro principios del Decreto-Ley 3133 de 1968, organizar la región de planificación de la Sabana de Bogotá en la perspectiva de la Ley 76 de 1985, dictar las normas sobre participación ciudadana en los Gobiernos Distrital y Metropolitano a partir de los precedentes constituidos por el Acto Legislativo No. 1 de 1986, la Ley 11 de 1986 y el Nuevo Código de Régimen Municipal, y regular todo lo relativo a la autoridad única de transporte de Bogotá y a las relaciones de coordinación y cooperación entre la CAR y el Gobierno de Bogotá.

Sin perjuicio de reconocer la urgencia de adoptar un Nuevo Estatuto Orgánico del Distrito Especial, a lo cual responden las facultades extraordinarias del Artículo 18. del Proyecto, la experiencia de casi veinte años y el reiterado respaldo jurisprudencial de la Corte aconsejan rescatar y elevar a la categoría de Ley en sentido formal los postulados definitorios del Régimen Distrital, que pasan de los Artículos 1. a 4. del Decreto-Ley 3133 de 1968 a los artículos 14. a 17. de la Ley Marco, así:

a. Bogotá es un Municipio Especial y tiene el doble carácter de Capital de la República y Capital del Departamento de Cundinamarca.

b. El Distrito no está sujeto ni a la Asamblea ni al Gobernador de Cundinamarca y por ello el Consejo Distrital tiene rango de Asamblea Departamental y el Alcalde Mayor tiene rango de Gobernador Departamental.

c. El territorio del Distrito es el fijado por el entonces Consejo Administrativo de Cundinamarca en 1954, sin perjuicio de su nuevo papel de núcleo municipal del Area Metropolitana de Bogotá, y

d. Los Organos del Gobierno y Administración del Distrito son los que se enumeran en el Artículo 17. de la Ley Marco que incluye uno nuevo respecto del Decreto-Ley 3133 de 1968, a saber: el Consejo de Política Económica y Social o CONPES Distrital, reiteradamente propuesto en los últimos años por múltiples sectores.

De esta suerte, la Ley Marco ratifica el carácter especial del Municipio de Bogotá con la inclusión de los elementos estructurales de su régimen especial, y traslada al Gobierno Nacional como Legislador extraordinario el desarrollo y la reglamentación en detalle de dicho régimen. Esta división del trabajo entre la Ley Marco y los eventuales Decretos Leyes del Gobierno es tanto más plausible cuanto que la normatividad distrital vigente adolece ante todo de excesiva rigidez que la fórmula propuesta obviaría.

En cuanto al Artículo de Facultades, existir un consenso en torno a su conveniencia en el caso que nos ocupa y con los alcances que aquí le dan. Para efectos de la expedición de los respectivos Decretos se ordena la consulta con una comisión especial integrada por tres (3) Senadores y tres (3) Representantes.

LA DEMOCRATIZACION DE LA ADMINISTRACION DISTRITAL

La Sección III y final de la Ley, compuesta por los Artículos 19 a 22 inclusive, dispone de manera expresa la aplicación a Bogotá de las nuevas normas municipales participación de la comunidad en el Gobierno Local, atendiendo así el concepto del Consejo de Estado de Abril 24 de 1986. Esta remisión general a la Ley 11 de 1986 y al Nuevo de Régimen Municipal, recogida en el Artículo 19. del Proyecto que se presenta, parece más aconsejable que la incorporación in extenso de los numerosos artículos de la Legislación Municipal relativos a participación ciudadana y Juntas Administrativas Locales. Y no porque así lo sugiere el Tribunal Supremo de lo contencioso-administrativo en su reciente dictamen, sino también así lo indica la experiencia legislativa contemporánea en el país.

Los Artículos 21. y 22. contienen dos reglas de recibo en leyes comparables. La una pone a salvo los derechos de minorías, de acuerdo con la preceptiva constitucional y en atención a los últimos desarrollos de la política nacional. Y la otra autoriza al Ejecutivo para la ejecución presupuestal que implica necesariamente el cumplimiento de la Ley Marco en sus diferentes cometidos.

A mitad del camino entre una Ley de Facultades y una Ley Orgánica y entre la Legislación Municipal general y la Legislación Distrital Especial, el presente Proyecto de Ley Marco intenta responder al desafío del formidable desarrollo urbanístico y económico de la capital y de la Sabana de Bogotá y a los complejos problemas institucionales y mecanismos que propone, al plantear la coexistencia y la articulación entre el Distrito Especial, el Area Metropolitana Especial e incluso la región de planificación de la Sabana, aspiran a constituir un esquema democrático y eficiente el Gobierno de Bogotá que consulte las realidades de la vida ciudadana y las tradiciones de nuestro derecho público.