D019 P088 | Régimen de Festivos

Documentos Nuevo Liberalismo | Luis Carlos Galán

D019 P088 | Régimen de Festivos

Cámara de Representantes

PROYECTO DE LEY

”por la cual se modifican el régimen de descanso remunerado en días festivos y el régimen de vacaciones remuneradas

El Congeso de la República de Colombia DECRETA:

Artículo 1°. Todos los trabajadores, tanto del sector público como del sector ptivado tienen derecho al descanso remunerado en los siguientes días de fiesta de carácter civil o religioso: primero de enero, seis de enero, diecinueve de marzo, primero de mayo, veintinueve de junio, veinte de julio, siete de agosto, doce de octubre, primero de noviembre, once de noviernbre, ocho de diciembre y veinticinco de diciembre; además de los días jueves y viernes santos, Ascensión del Señor, Corpus Christi y Sagrado Corazón de Jesús.

Artículo 2°. El descanso remunerado del seis de enero, diecinueve de marzo, veintinueve de junio, quince de agosto, doce de octubre, primero de noviembre, once de noviembre, Ascensión del Señor, Corpus Christi y Sagrado Corazón de Jesús cuando no caigan en lunes se trasladarán al lunes siguiente a dicho día.

Artículo 3°. El descanso remunerado en los días de fiesta indicados en el Artículo 2°., cuando coincida con dominical o día sábado, no se trasladará al lunes siguiente sino que se aumentará a vacaciones anuales remuneradas.

Artículo 4°. Se modifica el Artículo 186 del C.S. del Trabajo, así:

DURACION:

  1. Los trabajadores que hubieren prestado sus servicios durante un (1) año tienen derecho a quince (15) días hábiles consecutivos de vacaciones remuneradas, aumentados en un número de días hábiles igual a los descansos por festivos remunerados susceptibles de trasladar el día lunes siguiente, que hayan coincidido con dominical o sábado durante el período de trabajo que origina esta prestación.
  2. Los profesionales y ayudantes que trabajan en establecimientos privados dedicados a la lucha contra la tuberculosis y los ocupados en la aplicación de rayos X tienen derecho a gozar de quince (15) días de vacaciones por cada seis (6) meses de servicios prestados, aumentados en un número de días hábiles igual a los descansos no disfrutados por festivos remunerados trasladables al día lunes siguiente, que hayan caído en sábado o domingo durante el período objeto del reconocimiento de la prestación.

Artículo 5°. El ordinal 2°., del Artículo 189 del C.S. del Trabajo se modifica, así:

  1. Cuando el contrato de trabajo termine sin que el trabajador hubiere disfrutado vacaciones, la compensación de éstas en dinero procederá por año cumplido de servicio y proporcionalmente por fracción de año siempre que ésta exceda de seis (6) meses. El cálculo para la compensación, debe hacerse sobre quince (15) días o su proporción más los descansos no disfrutados por días festivos remunerados trasladables al día lunes siguiente, que duralte el período de liquidación hayan caído en sábado o domingo.

Artículo 6°. El incremento de las vacaciones determinado en esta ley no excluye los derechos que al respecto hayan obtenido los trabajadores organizados del país, por medio de pactos laborales o convenciones colectivo de trabajo.

Artículo 7°. En la segunda quincena de diciembre de cada año, el de Trabajo y Seguridad Social señalará por medio de resolución cuál es el número de días hábiles consecutivos de vacaciones remunerados para el año siguiente como consecuencia de lo dispuesto en los Artículos 3°., 4°. , y 5°., de la presente ley.

Artículo 8°. La ley modifica los Artículos 177, 186 y 189 del Código Sustantivo del Trabajo, la  37 de 1905, Ley 57 de 1926. 18 Ley 35 de 1939, la Ley 6 de 1945 y la Ley 51 de 1983.

EXPOSICION OE MOTIVOS

del Proyecto de Ley “por la cual se modifican el régimen de descanso remunerado en días festivos y el régimen de vacaciones remuneradas”.

La ley 51 de 1983, popularmente identificada como “Ley Emiliani” para hacer justicia al Senador que propuso el régimen actual de días festivos remunerados, puso término a las continuas interrupciones laborales que castigaban en exceso la economía nacional. La normalización que inició dicha Ley se ha traducido en beneficio para los trabajadores y mejor continuidad en la producción nacional. Quedó, no obstante, un pequeño detalle que el proyecto que proponemos quiere perfeccionar. Veamos: Un amplio sector laboral, privado y público, trabaja 5 días a la semana y descansa sábados y domingos. Hasta el momento de entrar en Vigencia la ”Ley Emiliani”, los festivos remunerados que coincidían con días sábados o dominicales, se consideraban disfrutados y no generaban compensación alguna.

Como la citada ley no hizo excepciones, quedó establecido el descanso remunerado en el siguiente día lunes, cuando el día festivo susceptible de (6 de enero, 19 de marzo, 29 de junio, 15 de agosto, 12 de octubre, 1o. y 11  Ascensión del Señor, Corpus Christi y Sagrado Corazón) cae en sábado o domingo.

Uno de los objetivos de la “Ley Emiliani”, fue el el incrementar la producción nacional mediante la disminución del llamdo “ocio colectivo” resultante de los festivos remunerados. Haciendo un pegueño ajuste, se alcanzarán los resultados perseguidos:

En esencia, nuestro proyecto de Ley busca reducir los períodos improductivos, así:

1. Que los días festivos susceptibles de traslados, cuando coincidan con sábado o domingo, no descanso compensatorio en el lunes siguiente.

2. Que los días de descanso remunerado no concedidos por haber caído en sábado o se aumenten a las vacaciones anuales, contándose como hábiles adicionales. Acudamos unos ejemplos:

Si se aplicara este sistema a todo el año de 1986, tendríamos que aumentar 3 días, correspondientes a estos festivos que no se compensarían el lunes siguiente:

Junio 29 (domingo)

Octubre 12 (domingo)

Noviembre 1°. (sábado)

En 1987, se agregarían 2 días, por el mismo concepto:

Agosto 15 (sábado)    

Noviembre 1°. (domingo)

Entonces el trabajador disfrutaría en 1986 de 18 días hábiles de vaciones remunerados, es más de 26 días calendarios y en 1987, 17 días hábiles. Como se aprecia, no se vulnera el derecho del trabador y, en cambio, favorece la producción nacional.

Consideramos que el que dejo a su análisis beneficia a todos los sectores:

Industria Turística: Sólo elogios y reconocimientos deben hacerse a una actividad que ha creado empleo, propende por el turismo internacional, estimula el solaz del trabajador colombiano y proporciona abundantes divisas a nuestra economía. El cambio propuesto no va a disminuir el ritmo de crecimiento y, al contrario, servirá para incrementar el turismo interno, planificado y popular, aumentando la actividad de la llamada “industria sin chimeneas” en los períodos poco productivos o de baja temporada. Además, continuarán los puentes que sigan resultando de los traslados festivos no coincidentes con sábados o domingos; y a fe que serán numerosos.

Sector Laboral: El aumento de los días hábiles de vacaciones remuneradas, servirá para que el trabajador y su familia disfruten de verdadero descanso y más prolongada recreación. Los países más industrializados en su régimen laboral, han reducido al mínimo los días festivos colectivos pero, en cambio, conceden más amplio período de vacaciones a los trabajadores.

Empresarios: Por cuanto los cambios en el régimen laboral deben ser no sólo concertados sino benéficos para todos, destacamos la conveniencia de este proyecto para el sector empresarial: La productividad será más homogénea, más ascendente, si se disminuyen las interrupciones colectivas. Entre otros resultados, disminuirán costos laborales en las industrias que no pueden paralizar su actividad durante los festivos.

En suma, el proyecto que entregamos a la H. Corporación y que ha sido previamente discutido y aprobado en la Junta de Parlamentarios del Nuevo Liberalismo, logrará el perfeccionamiento de una Ley que ha resultado benéfica para todos.