D026 P049 | Impacto de los Costos del Transporte en el Comercio Exterior

Documentos Nuevo Liberalismo | Luis Carlos Galán

D026 P049 | Impacto de los Costos del Transporte en el Comercio Exterior

Por Hernando Arciniegas

El desarrollo de las nuevas tecnologías en el transporte, cada vez más alejadas de los países en desarroll0, dada su limitación de recursos financieros o el tamaño del mercado, el atraso en la adecuación y constmcción de infraestructura y el costo de los combustibles entre otros, configura, en términos generales una estructura de fletes y características del transporte, que lo sitúan en lugar preponderante dentro del costo global de una mercancía de importación y exportación.

Existen productos en los cuales el costo del transporte puede representar hasta el 50% del costo total, llegándose claro está a extremos donde se iguala; lo real y concreto es que un estudio de Naciones Unidas señala que en promedio se puede encontrar que el transporte puede representar entre un 10 0 20% del valor FOB de las mercancías. El caso colombiano está dentro de este marco.

La variable transporte, ha pasado a jugar un papel decisivo dentro de cualquier programa de promoción de exportaciones, de abastecimiento de materias primas y bienes capital y por tanto de abaratamiento de los costos de vida de nuestros pueblos. Cualquier acción que permita frenar estas alzas hasta ahora fuera de control, son básicas particularmente para los países en desarrollo.

Existe inoperancia de los planes de Comercio Exterior al dársele poca importancia o la variable transporte, por cuanto las decisiones vinculadas a los fletes ya sea de las Conferencias Marítimas o de cualquier tipo de asociación, o prestatario del servicio, son tomadas en ofros lugares, por transnacionales que están fuera del ámbito de los gobiernos de los países, lo cual puede anular los planes de exportación, las políticas de integración regional o las políticas de control a la inflación entre otros.

 

PROBLEMÁTICA DEL TRANSPORTE PARA EL COMERCIO EXTERIOR

A continuación se presenta una síntesis de los principales problemas de transporte y sus servicios complementarios que aquejan las exportaciones e importaciones colombianas.

Transporte Marítimo

—La Reserva de Carga impide que vengan otras navieras, que eventualmente podrían llevar carga de exportación.

—Falta de un cumplimiento real de los itinerarios, impide el despacho y recibo oportuno de las mercancías.

—La prelación de embarque para el café, conlleva a que las cargas de exportaciones menores tengan a veces ciertas dificultades.

—El nivel de fletes en la mayoría de los tráficos para y desde Colombia desfavorece la competitividad de nuestros productos en el exterior y encarece los productos de consumo nacional.

—La cancelación a última hora de toques conlleva al incumplimiento en compromisos adquiridos y a deteriorar la imagen del sector exportador y a retrasar el abastecimiento de materias primas del país.

—El alto nivel de fletes para las materias importadas que son utilizadas en la fabricación de bienes exportables, es un factor principal que no permite muchas veces la colaboración de las exportaciones a precios racionales y competitivos.

 

Servicios portuarios

—Hay poca agilidad y especialización en el manejo de la carga en los puertos administrados por Colpuertos, con el objeto de evitar sobrecostos a la exportación y el deterioro de las mercancías.

—No se ha modernizado la infraestructura y el equipo portuario, especialmente para el manejo masivo de contenedores para adecuarlo a las necesidades del Comercio Exterior y a las exigencias del Transporte Internacional.

—Existe poca autonomía de los puertos y muelles privados, para permitirles el manejo de cargas diferentes a las normalmente manejadas por estos, cuando las condiciones así lo demanden, a niveles tarifarios adecuados.

—Existen unos problemas laborales que inciden notablemente en las altas tarifas portuarias, que han impedido avances sustanciales en los puertos públicos.
Transporte aéreo.

—Los servicios de transporte hacia la mayoría de los tráficos de exportación, son deficientes en cuanto a la capacidad y frecuencia ofrecidas.

Esta situación es especialmente crítica hacia los mercados compradores de flores.

—Con mucha frecuencia las arolíneas no respetan los cupos asignados a la exportación, lo cual genera el incumplimiento en las entregas y el deterioro de la imagen comercial del país.

—Las tarifas aplicadas no favorecen la apertura de nuevos mercados debido a la práctica utilizada por las Aerolíneas de negociar el flete solamente en los casos de embarque de gran volumen que se efectúen períodicamente.

—No existe una infraestructura adecuada para el manejo y almacenamiento temporal de las importaciones en la mayoría de los aeropuertos colom bianos. Adicionalmente se presentan grandes restricciones en cuanto a la magnitud de la pista en los aeropuertos de Pereira, Pasto, Bucaramanga, Popayán y demás ciudades intermedias.

 

Transporte interno

El transporte interno, a nivel de costo y capacidad representa un problema para el desarrollo del comercio exterior, debido a la falta de una política concreta encaminada a lograr un crecimiento paraleIo del ferrocarril, transporte fluvial y carretero.

 

Transporte férreo

1. Los Ferrocarriles Nacionales afrontan en la actualidad un déficit del orden de los $38.000 millones producto de:

—Abandono absoluto del gobierno.

—Legislación laboral rígida y pactos convencionales superiores a las posibilidades económicas de la empresa.

—Enormes cargas pensionales (el número de pensionados es superior a la planta activa).

—Bajo nivel de ingresos y altos egresos ($4.000 y $11.000 millones anuales respectivamente).

2. Grave estado de deterioro de la infraestructura y el equipo, lo que limita en gran porcentaje su capacidad de servicio.

—La red en el 90% de su extensión se encuentra en malas condiciones.

—El 67% de las locomotoras y el 42% de los vagones están fuera de sewicio.

3. La red no está convenientemente integrada y sus especificaciones en cuanto a curvatura y pendiente le resta posibilidades de competir con otros medios de transporte.

 

Transporte por carretera

1. Dificultad para el paso de los camiones en las fronteras, por la no aplicación de la Decisión 56, lo cual se traduce en:

—Necesidad de transbordar la carga en la frontera.

—No se tiene unidad de criterios sobre trámites, horarios y documentación por parte de las autoridades que actúan en frontera.

2. Carencia de reglamentaciones adecuadas sobre tránsito aduanero, lo cual impide el uso racional del contenedor y el desarrollo del transporte multimodal.

 

Transporte internacional por carretera

Debido a que hasta la fecha no se ha logrado poner en práctica la Decisión 56 aún subsisten dificultades para el paso de camiones en las fronteras de los países del Grupo Andino lo cual generalmente exige el transbordo de las mercancías, generando un mayor costo y el deterioro de las mismas.

 

Uso del contenedor

—Altos costos de los fletes, lo que desvirtúa la razón del uso de esta unidad, causados principalmente por los costos portuarios.

—Falta de normas claras y coherentes por parte de las distintas autoridades que tienen que ver con el terma especialmente las Aduanas.

—No hay una adecuada disponibilidad de unidades en el país y plataformas apropiadas y suficientes para su manipuleo ya sea por vía férrea o en camión.

—Carencia de equipo, en los terminales marítimos, para la movilización del contenedor y en el interior para su manipuleo y descargue.
—Falta de terminales interiores de carga para consolidar y desconsolidar la carga y que permita el aforo de las mercancías en origen y destino.

 

Aduanas

—El Decreto 2666 de 1984 fue establecido para la búsqueda de una supuesta facilitación, pero la falta de una reglamentación clara y coherente desvirtúa su filosofía conllevando a volverse un “Código Entrabador”. Es indispensable reglamentarlo totalmente para buscar una verdadera agilización en esta materia.

—La falta de un merciólogo permanente en algunos puertos y aeropuertos del país no permite los despachos y recibos con la debida oportunidad que se requiere.

—La discrecionalidad de criterios, por parte de los funcionarios aduaneros, en la interpretación de las normas no permite el normal desarrollo del proceso aduanero colombiano.

 

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES PRELIMINARES

—Ante la cantidad de organismos que de una u otra forma reglamentan y controlan la actividad del transporte, en cada una de sus modalidades, y ante la descoordinación que en ocasiones se presenta entre estas mismas, sería importante suministrar un marco adecuado para el desarrollo armónico e integrado de las políticas de transporte de carga. Esto permitiría asegurar una permanente coordinación y el establecimiento de políticas comunes y complementarias en cada subsector.

—En el ámbito del comercio exterior, aunque en menor grado, no se nos escapa la misma apreciación que se hace para el sector transporte. Cada entidad interviniente toma decisiones y ejecuta políticas sin tomar en cuenta a las demás, lo que conlleva necesariamente al entrabamiento de la actividad y perjudicando el normal flujo de las gestiones administrativas que se deben realizar en esta materia

—El comercio exterior y el transporte no pueden desligarse en ningún momento. En nuestro país ocurre lo contrario, son mundos completamente independientes al no existir coordinación entre estos dos sectores. Si se toma independientemente cada uno de ellos y se analiza esa gran disparidad que existe en el interior de ellos que no se diría de uno frente al otro. Es necesario buscar la forma de reordenar cada sector individualmente para luego unirlos y buscar una planeación integral.

—El usuario y el país es el más afectado con ello, pues se genera entre los prestatarios de los servicios de transporte y los importadores y exportadores una gran inseguridad, que impide el ritmo adecuado y oportuno de las inversiones y esfuerzos empresariales afectando el crecimiento armónico de los dos subsectores y ocasionando grandes perjuicios al país.

 

 

RECOMENDACIONES

1. Se debe establecer una estrecha coordinación entre los organismos de comercio exterior y de transporte, con el propósito de que con base en estudios profundos sobre la ubicación de la oferta exportable actual y futura y de las demandas de bienes, se desarollen los planes prioritarios tendientes a proveer a las regiones generadoras de esa oferta y la demanda, de la infraestructura requerida para su comunicación rápida y a costos racionales con los sitios de embarque y desembarque de las mercancías de exportación e importación respectivamente.

2. Es indispensable dotar a los puertos y aeropuertos de instalaciones suficientes y adecuadas para el manejo especializado y almacenamiento normal y refrigerado de las mercancías que por cas así lo requieran.

3. Como mecanismo para motivar el uso intensivo del contenedor en el país, es necesario dotar a los puertos de la infraestructura y equipo indispensable para el manejo y almacenamiento de este tipo de unidades de carga.

4. A fin de incorporar con mayor intensidad a vastas regiones del país en el comercio exterior por vía aérea, es indispensable ampliar a otros aeropuertos la cobertura de la infraestructura requerida por los aviones que sirven el tráfico internacional.

5. Se deben establecer modelos operativos más eficientes en los puertos y aeropuertos encaminados a maximizar la utilización de la infraestructura y recursos disponibles en estos, para que como consecuencia se obtenga una mayor productividad en las operaciones de manejo y embarque de las mercancías de exportación e importación.